Adopciones

La adopción debe hacerse siempre, desde la absoluta responsabilidad que comporta el llevarse a casa un ser vivo con capacidad de amar, comprender que va a formar parte del núcleo familiar, y por tanto se le tendrá que atender en todas sus necesidades de alimentación, sanitarias y educación.

 Nuestros perros se dan debidamente esterilizados, con microchip, desparasitados interna y exteriormente y cartilla de vacunación en vigor, así como una primera visita al veterinario para certificar su estado de salud. Para ayudar a pagar el total de este importe, pedimos la cantidad de 100.

Posteriormente, se hace seguimiento para comprobar que tanto el perro como el adoptante se han adaptado perfectamente.

                                     Antes de adoptar

Nunca adoptes un animal siguiendo un impulso, piénsalo bien y recuerda que perros o gatos viven una media de 14 años, algunas aves incluso más.

Los animales albergados en protectoras o recogidos en perreras, en su mayoría ya han sufrido un abandono, han sido maltratados y humillados, necesitan una familia que les de cariño, protección y un equilibrio emocional para el resto de su vida.

Adopta a un animal que se ajuste bien por su carácter o características a tu estilo de vida. Piensa en el tiempo que tienes para dedicarle, cariño y compañía necesitan todos, pero a la hora de los cuidados, no es lo mismo un perro de pelo largo y delicado, que otro de pelo corto.

Ni necesita el mismo tiempo de paseo un perrito mayor que uno joven lleno de vitalidad. Si el animal es para una persona mayor es conveniente adoptar un animal de cierta edad, por una cuestión puramente biológica.

Hay que tener en cuenta los gastos de alimentación, comida, veterinaria y posibles enfermedades o problemas que puedan surgir a lo largo de su vida.
Ten en cuenta el período vacacional, ¿crees que un animal va a ser bien recibido donde sueles ir de vacaciones? , o mejor aún, ¿Estarías dispuesto a renunciar o modificar el destino de tus vacaciones si no es bien recibido allá donde vas inicialmente? ¿Estarías dispuesto a costear una residencia y dejarlo allí el tiempo que sea necesario? Planear unas vacaciones o días de descanso con nuestro animal no es difícil, solo hay que buscar entre la amplia variedad que existe para elegir y disfrutar juntos.

El abandono a causa de las vacaciones solo es un ejemplo más de irresponsabilidad y crueldad.
Todos los miembros del núcleo familiar deben estar de acuerdo con la decisión.
No adoptes porque lo pida un niño si a ti no te gustan los animales, él no es responsable para cuidar de un ser vivo y todo el trabajo acaba recayendo en los padres.

Tampoco regales animales por sorpresa, el que lo recibe puede no estar muy de acuerdo y acabar dejando su regalo en un contenedor, como si de basura se tratase.
Imagine por un momento su vida durante los próximos 15 años, puede haber incremento de la familia, separaciones, fallecimientos, cambios de pareja, cambios de trabajo, de piso… mil situaciones que pueden plantearse.

¿Ves a tu mascota siempre a su lado? ¿ o por el contrario hay situaciones en que no le ves cabida?
Si estas decidido a adoptar un cachorro de meses de vida, es probable que durante un tiempo llore por las noches unos meses, meará y cagará por la casa porque aún no controla sus funciones fisiológicas, morderá todo lo que tenga a su alcance y por mas que le riñas o le castigues, hasta que no llegue a una edad en que por naturaleza controle sus esfínteres o haya acabado con el proceso de desarrollo de su dentición, no dejará de hacerlo.

¿Podrás soportar esto? ¿O tal vez acabes dejando al lindo cachorrito en alguna carretera?