ŋCUANDO CAMBIARÁ?

28-12-2007

En todas las protectoras, siempre hay unos cuantos perros difíciles de dar en adopción, y que a veces acaban muriendo en una jaula.

¿En que consiste esta dificultad? Hay que decir que no tiene solución, es irreversible, y es que son mayores. Ese es el "defecto" que les impide ser adoptados.

Hay perros con 8, 9, 10 años, con una capacidad de querer y agradar enorme.

Claro que un perro joven tiene más posibilidades de años de vida, y así retrasamos el dolor que se sufre cuando inevitablemente mueren, pero si en lugar de pensar lo mal que lo pasaremos, por que nos habremos encariñado, pensamos en que estamos dando una oportunidad a un ser que solo pide eso, poder querer y que puede ser nuestro compañero todavía bastante tiempo, veremos que es un enfoque distinto y que nos va a proporcionar satisfacciones.

Son perros sanos, con mirada triste, que merecen algo más que acabar los últimos años en una jaula.

Algún dia tuvieron una casa, y ahora, que ya no son cachorros ni hacen monerias, dejaron de tener familia, mejor dicho, la familia dejó de tenerle a él.

Hay muchas consideraciones a hacer cuando se adopta a un perro, es un acto de responsabilidad y una incorporación al núcleo familiar, però que la edad no sea el impedimento que prive siempre a los mismos de formar parte de esa familia que están deseando tener.

 

 

Autor: Rumba